Circular del Consejo General sobre el Fondo Europeo para los Más Necesitados

El Consejo General del Trabajo Social ha publicado una circular relativa a la aplicación en nuestro país del Fondo Europeo para los Más Necesitados (FEAD) y el Informe Social para Bancos de Alimentos.

El Consejo Territorial aprobó el pasado miércoles el reparto del nuevo Fondo de Ayuda Europea para las personas desfavorecidas, según el cual, para el periodo 2014-2020, España recibirá más de 560 millones de euros. Se trata de casi cuatro veces más que el Plan Concertado Anual.

Las personas en situación de exclusión social deberán acreditar su situación con un informe social. Según ha señalado Alfonso Alonso, Ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad no se trata solo de un programa de asistencia sino de acompañamiento social. Tal y como establece el
Reglamento de la UE para el fondo habrá de regularse el seguimiento de las ayudas.

Los/as trabajadores/as sociales del sistema público de servicios sociales y en particular de Atención Social Primaria son los profesionales de referencia dentro del sistema que garantiza la
protección social básica y la protección en situaciones de emergencia. Sus valoraciones e informes sociales permiten el acceso a prestaciones técnicas, económicas y materiales para afrontar situaciones de crisis o problemáticas personales y/o familiares. Es el profesional que realiza una valoración de la necesidad social, que le lleva a un diagnóstico y a un pronóstico.

El trabajador social también tiene una metodología de intervención propia y unos instrumentos específicos como el informe social (de conformidad con el Código Deontológico de Trabajo Social,
norma legal de carácter estatutario). Estos instrumentos definen la actividad del trabajador/a social.

El Informe Social es un dictamen técnico que elabora y firma específicamente el trabajador social. El Informe, a través de las técnicas profesionales adecuadas recoge el relato de los hechos, la valoración o diagnóstico pertinente y una propuesta de intervención profesional, que deberá ser ulteriormente aplicada.

Por lo tanto, el informe social tiene trascendencia para derechos fundamentales de la persona,
relacionados con su bienestar social, salud, seguridad jurídica o relaciones familiares.

Desde este punto de vista, en relación a que otros profesionales con funciones asimiladas hagan
estos informes supone que realizarían actos profesionales de naturaleza específica de los profesionales del Trabajo Social (como la elaboración o firma del Informe Social) y se estaría
produciendo una vulneración de los parámetros profesionales y de los posibles actos e intervenciones para con los ciudadanos.

Más información:
Consejo General del Trabajo Social
Comisión Europea

Puedes descargar la circular en nuestros enlaces.