El Colegio de Trabajo Social de Sevilla aplaude la reactivación de la FAMP

El Colegio de Trabajo Social de Sevilla aplaude la reactivación de la FAMP para la prestación de servicios sociales en ámbito municipal

La Junta de Gobierno del Colegio Profesional de Trabajo Social de Sevilla manifiesta su satisfacción por el desbloqueo del órgano de gobierno de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), entidad de representación de alcaldías de Andalucía que renovará próximamente sus estructuras de gobierno, con el acuerdo de todos los grupos políticos.

La reactivación de la FAMP, “instrumento clave para el municipalismo andaluz”, se contrapone a la Reforma Local que entrará en vigor el próximo 1 de enero, “que redefine las competencias que deben asumir los consistorios, concretamente en el ámbito de los servicios sociales, de modo que no está claro cómo se costearán dichos servicios”.

La Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del  Régimen Local, actualmente en vigor, recoge expresamente en su artículo 25, apartado K, la “Prestación de los servicios sociales y de promoción y reinserción social” por parte de los municipios. “Una apuesta que coincide con el propósito expresado actualmente por la FAMP”, según destaca la Junta de Gobierno del Colegio de Sevilla.

Sin embargo, con la nueva Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, que entrará en vigor desde el próximo 1 de enero, “se sustituye la prestación concreta de servicios sociales por una función genérica, que no los garantiza, expresada en los siguientes términos: Artículo 25, apartado E: “evaluación e información de situaciones de necesidad social y la atención inmediata a personas en situación o riesgo de exclusión social”.

La Junta de Gobierno del Colegio de Trabajo Social de Sevilla valora la apuesta de la FAMP de forma muy positiva, particularmente por el mantenimiento del municipalismo en la prestación de los servicios sociales en los municipios andaluces, en pro del Sistema Público del Sistema de Servicios Sociales, de las y los profesionales de trabajo social, así como de la propia sociedad andaluza.