El Colegio Profesional de Trabajo Social de Sevilla impulsa la campaña “Las niñas y los niños también votan”

El Colegio Profesional de Trabajo Social de Sevilla impulsa con el Foro Profesional por la Infancia la campaña “Las niñas y los niños también votan”

El Parlamento de Andalucía acogió el 26 de noviembre a 180 escolares de diferentes centros educativos sevillanos con el fin de trasladar las reivindicaciones de los y las menores a los diferentes grupos parlamentarios.

El Colegio Profesional de Trabajo Social de Sevilla, integrante del Foro Profesional por la Infancia, entidad constituida por colegios y organizaciones profesionales, ha participado el 26 de noviembre de 2015 en una sesión celebrada en el Parlamento de Andalucía, en el marco de la campaña “Las niñas y los niños también votan”, a la que asistieron 180 escolares de diferentes centros educativos sevillanos. El objetivo fue trasladar las reivindicaciones de los y las menores a los diferentes grupos parlamentarios.

La sesión fue presidida por la vicepresidenta del Parlamento de Andalucía, Teresa Jiménez, con la participación (por orden de intervención) de Marta Escribano (Ciudadanos), Patricia del Pozo (Partido Popular), Teresa Rodríguez (Podemos) y Soledad Pérez (PSOE). Los centros educativos intervinientes fueron el Colegio Santa Isabel, el IES Luca de Tena y el Colegio Arias Montano.

El Foro Profesional por la Infancia, con motivo de la presentación de esta iniciativa el 20 de noviembre, Día Internacional de la Infancia, y ante la inminente campaña para las Elecciones Generales del 20 de diciembre de 2015, instó a la reflexión sobre los derechos de los más pequeños, y a realizar “un llamamiento a todos los partidos políticos para que se comprometan con la mejora de sus condiciones de vida”.

Con la campaña “Las niñas y los niños también votan”, el Foro Profesional por la Infancia busca hacer visibles “las carencias que hoy sufren miles de menores en nuestra tierra, con el horizonte en el inminente proceso electoral”.

De este modo, los 180 menores han expresado en el Parlamento de Andalucía sus quejas, necesidades y propuestas políticas para un mundo más justo. El objetivo ha sido el de “trasladar al debate social estas opiniones, haciendo que los diferentes partidos políticos se comprometan en la solución de los problemas de la infancia, en el reconocimiento de sus derechos, adoptando las medidas necesarias”.

La vicepresidenta del Parlamento de Andalucía felicitó en su intervención al Foro Profesional por la Infancia por esta iniciativa y agradeció a los niños y niñas asistentes “por recordarnos nuestra obligación de atender las políticas de infancia para mejorar muchas cosas”. Teresa Jiménez subrayó que “hoy es una gran oportunidad para demostrar que, pese a que no podéis ejercer el derecho al voto, sí tenéis uno importantísimo: el de participar para dar ideas útiles y ser oídos para mejorar la sociedad”.

Por su parte, Juan Gil, en representación del Foro Profesional por la Infancia, agradeció al Parlamento de Andalucía por dedicar la sesión a hablar de los problemas de niños y mayores.

Durante las diferentes intervenciones de los escolares en el Parlamento se pusieron de manifiesto problemáticas: los recortes en educación, la situación de los niños y niñas de familias desahuciadas, mejoras económicas y legislativas en educación y contra la crisis, necesidad de más fondos para becas de estudio, soluciones contra el bullying, subvenciones a la discapacidad, medidas para crear empleo joven, efectos de la ruptura del bipartidismo, qué hacer contra los recortes en Andalucía, entre otras muchas cuestiones.

La sesión finalizó con la lectura de una propuesta de resolución por parte de unos de los menores, la cual se adjunta íntegra para su consulta. La resolución finalizó solicitando a los representantes políticos el inicio del procedimiento para “llevar a cabo lo antes posible un pleno en este Parlamento que aborde de forma monográfica la situación de la infancia en Andalucía”. En el documento se instó igualmente al Foro Profesional por la Infancia a que “persista en el empeño de dar voz a la infancia, en especial a aquellos menores que sufren más la adversidad”.