V Congreso para el Estudio de la Violencia contra las Mujeres

El Consejo Andaluz de Trabajo Social acudió al V Congreso para el Estudio de la Violencia contra las Mujeres celebrado los días 10 y 11 de noviembre en Sevilla, organizado por la Junta de Andalucía.

Al acto, que fué inaugurado por el consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, asistió en representación del Consejo Andaluz el presidente del Colegio Profesional de Trabajo Social de Sevilla, Gonzalo Cañestro.

En la mesa inaugural participaron también el presidente de Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla, Lorenzo del Río, y la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero.

Con este congreso la Junta de Andalucía pretende analizar la violencia de género, especialmente en la adolescencia cuyos índices se han incrementado según informan los últimos estudios realizados y, en este sentido, el consejero ha recordado que la Junta pone a disposición de las víctimas una serie de recursos para la lucha contra la violencia de género, como, entre otros, el Servicio de Atención a las Víctimas en Andalucía (SAVA), que tiene como finalidad asesorar a las víctimas de una falta o un delito de cualquier tipo durante todo el proceso de la denuncia, o el Punto de Coordinación de las Órdenes de Protección, un sistema telemático que garantiza la comunicación y notificación inmediata de forma permanente desde el juzgado que la adopta a las oficinas del SAVA y a los Centros Provinciales del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM).

En el V Congreso de Estudio sobre Violencia de Género participaron más de un millar de profesionales y especialistas en esta materia con el objetivo de analizar el incremento de los índices de malos tratos en la adolescencia y mejorar la labor de prevención entre los jóvenes.

Violencia contra las Mujeres

Según De Llera, “es fundamental que los jóvenes tengan consciencia de esos riesgos y hay que advertirles de que no todo vale en las nuevas tecnologías, ya que ciertos contenidos e imágenes que se usan a través de estos medios pueden servir de mecanismos de coacción y acoso y hay que preservar la intimidad y la libertad de los jóvenes”. Pese a estos riesgos, puso de relieve la importancia del uso de las TICs como sistema de comunicación y relación y en su capacidad para posibilitar múltiples beneficios y cambios constructivos entre nuestros jóvenes fomentando un uso correcto de las mismas.

En su intervención en la apertura de este encuentro, De Llera se refirió a los nuevos riesgos que comportan las TICs como el ciberacoso, el sexting (difusión de imágenes u otros contenidos de tipo sexual o erótico a través del móvil o de internet) o el grooming (abuso sexual de menores llevado a cabo por parte de adultos coaccionando con la información y las imágenes que obtienen a través de internet).  Asimismo, ha alertado de la mala utilización de estas tecnologías en una relación de pareja que hace que se incremente considerablemente la posibilidad de control y presión, así como la gravedad de las consecuencias que puede tener el acoso.

El consejero destacó también el desarrollo en el seno de este congreso de un “Hackaton”, un encuentro en el que participó una veintena de programadores con objeto de elaborar una aplicación informática  para móviles que contribuya a luchar contra la violencia de género desde la prevención y la protección.

El consejero subrayó el valor de este congreso del que espera conclusiones y aportaciones de gran importancia y utilidad para seguir avanzando en la erradicación de la violencia de género, especialmente entre los más jóvenes. Además, ha agradecido la participación de ponentes de reputadísimo prestigio y cuyos conocimientos y experiencias nos proporcionarán elementos para combatir con más efectividad este grave problema.

Tras la inauguración del congreso por parte del consejero, la directora deportiva de la Federación Española de Tenis y capitana del equipo de Copa Davis de España, Gala León, fue la encargada de dar lectura al Manifiesto contra la Violencia de Género de este encuentro. El Congreso pretende dar respuesta a las necesidades de formación a aquellas personas que trabajan en la prevención y lucha contra la violencia de género en todos los ámbitos, con especial atención a los profesionales de la educación y la comunicación.